Tu tienda de productos ecológicos

Pedidos Whatsapp:

Tratoeco-Aceite-bebe-relajante
Tratoeco-Aceite-bebe-relajante
Tratoeco-Aceite-bebe-relajante
Tratoeco-Aceite-bebe-relajante
Tratoeco-Aceite-bebe-relajante

Aceite para bebé relajante vegano

14,50  IVA inc.

El masaje después del baño es posiblemente el momento en el que tu bebé más necesite y agradezca relajarse. Con este masaje le ayudas a regular su sistema digestivo, estimulas su sistema nervioso y refuerzas el inmunológico.

Al estar formulado con aceite esencial de lavanda, favorece el descanso y la relajación profunda que ellos tanto necesitan. Combina los mejores aceites que puedes usar para la piel sensible de un bebé, como el aceite de caléndula y de almendras, combinado con el aceite esencial de lavanda.

Solo quedan 2 disponibles

Descripción

Especialmente indicado para el cuidado diario de la piel del bebé. Excelente para realizar un suave masaje, preferiblemente por la noche para que el bebé se relaje y duerma mejor.

Acariciar y masajear a un bebé no solo es un acto de amor: estos momentos de juego y ternura también puede ser un gesto de carácter terapéutico, con importantes beneficios fisiológicos y emocionales. Los masajes y las caricias, además de estimular las defensas del bebé, ayudan al correcto desarrollo de su sistema nervioso, digestivo y locomotor, se limpia su delicada piel y se favorece la circulación.

Modo de uso:

Empieza colocando al bebé boca arriba, estable y con una temperatura adecuada, con o sin pañal, tapándolo con una mantita o toalla.

Calienta entre tus manos el aceite relajante para bebés para liberar todos sus activos, y coloca las manos cálidas y reposadas en su barriguita.

Reposa las palmas de las manos en las plantas de sus pies unos segundos, y desliza ambas manos por las piernas hacia arriba, y masajea cada pierna, primero una y luego otra, para relajar.

Dibuja con tus pulgares círculos en la planta de sus pies y mueve sus pies de un lado a otro en círculos. Desliza tus manos desde los pies, pasando por las piernas y la tripa hasta los hombros.

Pasa a la barriguita y desliza las palmas de las manos de arriba a abajo para movilizar la barriguita y calmarla. Masajea los hombros y desliza las yemas de los dedos suavemente hasta llegar a las manos. Céntrate en los brazos amasándolos suavemente, primero uno y luego otro.

Ahora coloca a tu bebé boca abajo y centra todo el masaje en la espalda. Coge un poquito más de aceite, caliéntalo y deja reposar las palmas sobre su espalda. Desliza los pulgares por las nalguitas sin mucha presión y sube por la espalda, hasta el cráneo deslizando suavemente las manos deslizando otra vez hasta el culito.

Viste a tu bebé y continúa con el masaje facial y craneal. Deja las palmas de tus manos caer en su carita, simplemente rozando y desliza tus pulgares por el cráneo, primero desde el frente a los laterales y luego desde la barbilla hasta los laterales. Masajea ambas orejitas y termina acariciando todo el cráneo.

Detalles:

Formato: 125 ml

Marca: Ecoeko

Conservación: Guarda siempre tus aceites en un lugar oscuro, fresco, seco y fuera del alcance de los niños.

Aceite vegetal de almendras dulces* (Prunus amigdalus dulcis oil),

aceite vegetal de caléndula* (Calendula officinalis oil),

aceite esencial de lavanda* (Lavandula angustifolia herb oil).

*Procedente de agricultura ecológica.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aceite para bebé relajante vegano”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También podría interesarte...